Mártires de la FE

El 13 de Octubre de 2013, tuvo lugar en el Complejo Educativo de la capital tarraconense ante 22.000 fieles llegados de todo el mundo, una eucaristía presidida por el Cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos en nombre del Papa Francisco durante la cuál se realizó la beatificación de más de 500 mártires de la Fe entre los que se encontraban 15 Hijas de la Caridad. 

Las 15 Hijas de la Caridad, que el 13 de octubre subieron a los altares, sufrieron martirio en los primeros meses del comienzo de la guerra civil española 1936 simplemente por reconocer su condición de Hijas de la Caridad.

Así, cinco de ellas, conocidas como “Las mártires de Leganés”, religiosas del Colegio de la Inmaculada y del Psiquiátrico de Santa Isabel, Sor Melchora Cortés, Sor María Severina Díaz-Pardo, Sor Dolores Barroso, Sor Estefanía Saldaña y Sor María Asunción Mayoral.

Sor Melchora de la Adoración Cortés Bueno nació en Sos del Rey Católico (Zaragoza), Diócesis de Jaca, el día 4 de enero de 1894. Entró en Comunidad religiosa el 18 de marzo de 1914. Realizó su servicio y misión educativa como maestra en varios destinos, siendo el último el Colegio de la Inmaculada de Leganés. Este fue su destino más largo en el que vivió totalmente entregada a la educación de sus alumnas, muchas de ellas procedentes de familias muy necesitadas. Al momento del martirio tenía 42 años de edad.

Sor María Severina Díaz-Pardo Gauna nació en Vitoria, Diócesis de Álava, el 23 de octubre de 1895. Alumna de las Carmelitas, conoció a las Hijas de la Caridad acompañando a su padre que era miembro de las conferencias de San Vicente. Entró en Comunidad religiosa el 2 de agosto de 1917. Realizó su misión educativa como profesora de música en varios Colegios, siendo el último el Colegio de la Inmaculada de Leganés. Destacó su delicadeza, finura de trato, sencillez, vida interior y confianza en la Providencia. Desde que entró en comunidad manifestó su deseo expreso de ser santa. Sufrió el martirio a los 40 años de edad

Sor Dolores Barroso Villaseñor nació en Bonares (Huelva) el 4 de octubre de 1896. Entró en Comunidad religiosa el 2 de diciembre de 1926. Realizó su misión como enfermera en el Asilo de Málaga y en el Hospital Psiquiátrico de Santa Isabel de Leganés. Vivió entregada de lleno a los enfermos mentales para los que tenía un don especial de comprensión, cariño y dedicación. De allí fue al martirio a los 39 años de edad. Destacó por su entrega y cariño especial a los enfermos mentales. Era persona de gran vida interior, acogedora y trasmitía a los demás su profunda confianza en Dios.

Sor Estefanía Saldaña Mayoral nació en Rabé de las Calzadas (Burgos) el 1 de septiembre de 1873. Entró en Comunidad como religiosa a los 17 años, el 9 de agosto de 1890. Fue una excelente maestra de párvulos en varias Escuelas y centros educativos. Era muy fiel a las Reglas de la Compañía y escrupulosa en su cumplimiento. Manifestó siempre una obediencia delicada, incluso en tiempos ya de persecución, cuando fue destinada al Hospital Psiquiátrico de Leganés, de donde salió para el martirio a los 62 años de edad. Destacó por su disponibilidad y deseo sincero de fidelidad a la Voluntad de Dios manifestada a través de los Superiores.

Sor María Asunción Mayoral Peña, prima hermana de la anterior, nació en Tardajos (Burgos) el 18 de agosto de 1879. Entró en Comunidad el 17 de marzo de 1897 y desarrolló su misión caritativa, como enfermera en varios Hospitales. Fue acogida en el Hospital Psiquiátrico de Leganés al ser expulsada su Comunidad del Asilo de Ciegos de Madrid, Ya anteriormente en 1934, durante la revolución de Asturias, había sido expulsada también del Sanatorio de Santa María del Naranco de Oviedo, experimentando de cerca la persecución. Fue al martirio a los 57 años. Destacó siempre por su generosidad y amor a los pobres.

Estas cinco Hijas de la Caridad al ser obligadas a abandonar la Casa de Leganés, Colegio de la Inmaculada y el Hospital Spquiátrico de Santa Isabel, se refugiaron en la Pensión de Doña Petra Saldaña, hermana de Sor Estefanía. Allí fueron delatadas a los milicianos de la F.A.I. por dos antiguas alumnas. Por tres veces confesaron que eran Hijas de la Caridad durante los registros y por este motivo fueron fusiladas junto a la Puerta de Hierro de Madrid, la noche del 12 de agosto de 1936 en presencia de la misma Doña Petra Saldaña y su yerno Santiago Rico. Previamente les había ofrecido hacerse maestras o enfermeras del Socorro Rojo, renunciando a su condición de Hijas de la Caridad, oferta que ellas rehusaron prefiriendo sellar su vocación con su propia sangre.

POR JUAN ANTONIO ALONSO RESALT

Para leer más sobre las Hijas de la Caridad Mártires de la FE os dejamos este link: http://martires.hijascaridad.org/